SORPRENDIDA

La labor de mi diario... no es el análisis de mi vocación, ni mucho menos... siempre ha sido escribir a Dios y contarle lo que vivo como cualquier persona que camina por esta vida llena de piedras, de caídas y de grandes subidas... donde al final alcanzas la cima y descubres que lo que andaste... que el camino recorrido... fue siempre acompañado, por ALGUIEN que no alcazabas ver al estar pendiente de las piedrecitas que te costaban saltar...

La debilidad de mi vocación no es tal, como la debilidad de de mi vida, la pobreza espiritual que me hace abandonarme más en Dios y fiarme de su llamada, de su insistencia, de la realidad de su presencia en mi vida, que aunque a veces como el "ciego del camino" no sepa verla, o no crea sentirla... es algo tan fuerte que te sigue manteniendo fiel y segura de la opción tomada...

La vida no es nada fácil, los jóvenes religiosos en la actualidad como dice el hno Cristofer a veces nos sentimos muy solos... el que nuestra vida no esté de moda o solo se centre la moda en un par de congregaciones... conlleva que a veces nos sintamos perdidos, no sepamos a quien contarle las cosas y creamos que vivimos no tiene sentido, porque tal vez necesitamso que el Concilio Vaticano II sea extrañado por fin!!!!

No es fácil ser monja... pero no lo dejaría por nada del mundo, ni me he arrepentido nunca de ello... que pases momentos difícil, que tenga que tomar alguna pastilla... como otra persona normal, también tenemos debilidad... es mucho lo que he desahogado en este blog... y todo tiene un hilo conductor... quien se una de repente puede imaginar y esta monja!! pero está fatal de la mente y tomando tranquilizantes... hay experiencias en la vida... muertes y circunstancias que a cualquier persona humana, le pueden cambiar el rumbo, desmontar todo lo que vivía... son experiencia que duelen, que desarraigan, que te ponen a la intemperie, y que te hacen experimentarte muy pobre... porque hay está la pobreza, en verte pequeña, débil y sin fuerzas... y descubrir que todo eso cobra fortaleza, al sentir que dependes toda por entero del Amor de Dios.

Psiquiatra... :) creo que lo has puesto dos veces ya... tranquilo... cuando murió la persona que más quería... que no era desde luego "un amor" ya tuve la consciencia de poner todos los medios... e incluso he vuelto varias veces para asegurar que mi mente está firme y sólida... eso no quita que tengas malos días... me alegro si tú querido anónimo no tienes malos días, ni dudas frente a como haces las cosas y como las sientes... rezaré para que sigas así de fuerte!

Llevo unos días mejor, el Señor me hizo un regalo impresionante... fuí de viaje a una de nuestras casas y me encontré con un jesuita que me ayudó a hacer duelo en aquel momento, fue algo providencial y toda una "gracia"... puse mi alma ante él... y juntos repasamos el camino recorrido... es cierto que soy una persona de mucha ilusión, pero a la vez de ver el vaso más medio vació que medio lleno... al ir repansando tanto camino y como Dios me ha ido modelando, rompindo hasta traerme a este momento.. concluyó en una acción de gracias, donde al poner las cartas sobre la mesa, ves que es más el bine recibido y la mano de Dios conduciendo mi vida, que las piedras comunitarias, las cuñadas y las suegras con las que a veces una siente vivir... Es más la fe cierta... que la caída.

Al regresar quise mojarme por completo y abrir mi alma a quien Dios ha puesto en mi camino... y conforme lo hacia... sentía que mi ser se preparaba para esos Ejercicios que me dan tanto miedo, que quien sabe si son un camino de redención, para mi... o para ti querido anónimo!
El año pasado, también tenía miedo y resultó que el Señor me dió todo lo que le necesitaba, aunque no como se lo pedí, y me prometió un cielo nuevo y una tierra nueva... el olvido del ayer para un futuro venidero... y a pesar de mis momentos tristes y de ser realista y no mistificar esta vida que tiene sus subidas y sus bajadas... tengo que reconocer que ha sido así... su promesa ha sido verdadera, me regalo un nuevo destino, una nueva misión, una zona de la tierra que no conocía, ni me conocían, donde poder empezar de nuevo... (que maravilla que Dios te dé la oportunidad de empezar de 0!!!)  y hoy... tú me has hecho reaccionar... tal vez no debiera darte muchas explicaciones... pero me sale del corazón decirte todo esto... tal vez mañana sea tarde!

La vida no me ha tratado siempre bien... espero que a ti sí... pero te comparto que el día que le dije sí al Señor fue tal la paz que me regaló... que aunque mi mente ande a veces enferma... mi corazón no! es algo muy distinto, son aspectos diferenciados en el interior de una persona... desde luego sin Dios no tiene sentido ser religiosa y si no creo en el poder de la oración que cada día hago desde un acto de fe... delante de un Dios Eucaristía (DE UN CACHITO DE PAN) tendría menos aún!

Sorprendida de tu dureza... pero admirada por tu libertad anónima... si tienes fe... rezaré por ti, sino la tienes también... Dios te bendiga querido anónimo... ofreceré mis Ejercicios... por ti!

Enferma de mente

Así me considero esta noche... estoy enferma de mente, de envidia, de infravaloración... cuanto me gustaría sentir confianza, sentir estar... pero no me dejo, no me dejo y no sé porque... tal vez por miedo, miedo a perderme, miedo a mojarme para nada, miedo a que todo acabe...

Necesito que me oigan, pero sin sentirme juzgada, tengo el peso siempre de ser la "que ha venido después" la que llegó "después" la que vino a "sustituir a", siempre me ha caracterizado el anonimato... perdida me siento Señor... perdida...

Tal vez mañana sea tarde, tal vez era el momento de hablar, pero cuando estaba ya en ello... me retiré y lo postpuse... no soy capaz de decirle, mira estoy dolida por tal situación, mira me gustaría sentir que quieres conocerme, que te interesa mi vida, mira me gustaría hablarte y compartir lo que vivo sin miedo a que te pares a defender lo que yo acuso... solo necesito que me oigas... y que me aconsejes, pero no que te enfrente a lo que vivo...

No sé porque este muro o tal vez si... para que contar la mierda que he vivido el dolor que he sufrido, conforme pasa el tiempo y miro hacia atrás quiero borrar muchas cosas, olvidarlas, porqeu volver hacia atrás daría información d elo qeu soy hoy, peor a la vez... sería contar cosas que ya pasaron, que ya se fueron y que no quiero recordar, tal vez... tal vez estoy cerrada... lo siento, d everdad qeu lo siento Señor, me has peusto la mejor ayuda que pudiera encontarr, pero no entiendo porque no me quiere acompañar, porque puso barrera ante ello, cuando lo neceisto para camianr, para estar más unida a ti, para estar más junto a ti... te necidto Señor, te neceisto a ti... tú eres lo principal... ayudame a encontrarte, a encontrarme contigo!

Sigo pensando lo de los EE, tres razones tengo, un cura joven que puede tocarme las narices, porque a veces los jóvenes con lo bien que me caéis lo hacéis al hablarme de lo carca que somos las mujeres y lo modernizados que estáis vosotros... dos mi inestabilidad, mi miedo a quedarme en la cruz, sentir dolor y no ser capaz nuevamente de orar como en ellos se requiere... y tercero tener que optar por alternativas que al personal que me acompaña le extrañan por no estar acostumbradas, porque a pesar de ser jóvenes... lo de SIEMPRE... pesa tanto!!!!

Dame luz Señor, quita este sentimiento... he vuelto a tomar pastillas... quiero olvidar... menudo ejemplo, menudo tetsimonio... pero necesito dormir, para estar fuerte y trabajar, necesito pasar!

NO SÉ

Sigo igual Señor... no me encuentro, no me entiendo... esta siendo el mes más duro de este curso, tal vez por el cansancio de los días, de los proyectos, los plazos, los programas, las notas, los viajes... no sé... pero tantas cosas, confusiones, malentendidos, malas noticias, sin sabores... a la vez es cuando más te estoy necesitando, la otra noche sin poder dormir, sintiendo que te necesitaba al levantarme de la cama, escuche a una hermana pidiendo ayuda, se había caído... ¿no sería que usastes de mi? al menos útil me hicites.

Ando llena de envidia, infravalorándome como de costumbre, entristecida, por pensar que no tengo a nadie, que estoy sola... a pesar de saber que lejos... tengo a mucha gente que me quiere... pero ¿y cerca? por mucho que te quiera Señor, por mucho que me entregue a ti... necesito de confidentes, de instrumentos, de personas que me acerquen más a ti, que me ayuden a acercarme a ti... y tengo miedo.
Sí tengo un instrumento, has puesto en mi vida a una buena persona para ayudarme, pero hay cosas que no puedo tratar con ella, porque lo ve distinto, porque no me entiende... no creo que sea esa la palabra, tal vez es que espera algo de mi que yo no tengo...

Tengo que irme de Ejercicios es Espirituales, en verano solemos aprovechar todas para hacerlos en algún sitio... y cada día tengo más pánico y menos ganas...si porque´en estos últimos años Señor, ha sido mucho el dolor en esos días... porque el itinerario que seguimos me daña... y no espiritualmente que tal vez... sino que llega a dañar mi físico, a agotar mis fuerzas... por muchas promesas que me hagas, luego hay que continuar... y creo que no es el mejor momento anímico para ponerme en tus manos tantos días, para confrontar nuevamente con un desconocido, para volver al ayer que es donde se centra año tras año estos días... Los odio, Señor, me encantaban, los consideraba un gran instrumentos, indispensables para mi vida... pero hoy por hoy, me aterran y los odio... por obediencia, por obligación... lo haré si no hay más remedio... pero sineto el espíritu débil.

Dame luz... hoy solo te pido luz, para sabré discernir lo que me conviene, para ver con otros ojos cuanto he vivido en este mes, que ha sido mucho... ayúdame mi Dios

CONFUNDIDA... Y MAL PENSADA

Hoy he cometido varios errores... mis pensamientos se han ido por donde no debía... primero porque he comenzado a perder el norte, a pensar que no valgo nada, que ya han venido a sustituir lo que sustituía, que ya no soy tan necesaria ni importante... y segundo he hablado demasiado, he contado cosas que no debía o he hablado de problemas, de dudas, de cuestiones en donde no solo intervengo yo, sino que interviene alguna hermana mia... dejándome tal vez mal su modo de actuar... y en vez de bendecir... maldecir... por no comprender que a veces la edad...

Disculpame Señor... intenté evitarlo, pero caí, caí por curiosidad, por querer saber si siempre ha sido así, por tener información para fundamentar lo que veo, lo que percibo, lo que a veces me quita la paz y me cuestiona.

Y me siento mal, he traicionado la caridad... y a la vez mi autoestima... sigo pensando que nada vale la pena, que los pasos que damos no son con conciencia, que las ilusiones son muchas y las esperanzas pocas... pienso que nada vale para nada... y estoy perdida...

Hoy no encontré mi sitio, sentí como las hermanas intentaban acogerme, pero sentía el intento, el esfuerzo... sentí que no era necesaria, sentí que sobrara en algún momento, sentí que sigo siendo yo, "una mierdecilla",  "un tapagujeros", sentí mi necedad, mi incultura, mis miedos, sentí que todo era igual... y que debía conformarme con lo que tengo, con lo que soy, con lo que vuelvo a ser... con el lugar que al fin y al cabo tengo...

Me dijeron cosas sobre mi próxima profesión perpetua, si me toca, sino me toca, si mejor no, si mejor sí, perdí la paz nuevamente, porque siempre me descuentan años, me descuentan vida... sentí que tanto tiempo ha pasado, que como hacerlo inapreciable, que como borrar el dolor y el sufrimiento de estos años, los cambios, las cruces, las experiencias... sentí que nuevamente todo era igual... volvía todo a ser igual... y me desilusione!!!

Jesús día que hay que saber ser segundón, porque hay muchos líderes... como Pedro, pero pocos segundones, como Andrés, Esteban, Tomás, incluso Juan... yo no sé que quiero ser, pero acabo con el alma dolida, con el cuerpo cansado, con la autoestima por los suelos... y con pocas ganas de nada... sin ganas de luchar, ni decir...

Todo fue un bonito sueño!

PARA ESTAR CONTIGO!!!!

Hoy... Pentecostés...
Se supone que el Espíritu baja a nosotras y nos concede los dones que necesitamos,
video

PENSAMIENTOS

Hoy solo tengo pensamientos, hace calor, son casi las 12 de la noche y mientras intento conciliar el sueño, ver que nuevamente no hago mi examen de conciencia... surgen en mi muchos pensamientos.
Llevo una semana retomando la historia de mi congregación, empapándome de la vida de mi fundadora, recordando viejas costumbres que como tantas cosas tenía olvidadas, guardadas en el viejo baúl de la desolación... y al leer muchas de las cosas brotan en mi sensaciones, recuerdos e ilusiones... y un ¿si fue? ¿por qué no va a volver a ser? ¿si ella lo consiguió? ¿por qué nosotras no lo vamos a conseguir?

Ayer en una de las lecturas recordé un pacto, que también he dejado de cumplir, bueno al menos dos lo hemos dejado de hacer. Nuestra fundadora tuvo un pacto llamado triple alianza, cuando dejamos el noviciado, tres de nosotras hicimos el mismo, encontrarnos en nuestras capillas a las 11 de la noche y unirnos en el sagrario con el rezo de las completas... me vino bien recordarlo, porque la otra que no lo cumple, le vendrá bien como a mi volver ha retomarlo y la tercera, estoy segura que donde está seguirá haciéndolo.

Quiero volver a vivir mi ser religiosa con radicalidad... leyendo también sobre santa teresa, me quedé perpleja, siempre pensé que esta santa era demasiado mística para mi, e intenté a toda fuerza no leer nada, pero un poco por obligación y otro poco por deseo de alcanzar a Dios cedí a leer algo sobre ella, y el modo en como explica la oración, el estar, sin más, el ver a Dios en todo y sobre todo el fruto de la oración... las obras de cada día, sino no hay oración... esto me hizo reflexionar, algo que tantas veces he oído, dicho e incluso explicado a los jóvenes,s pero que ahora Dios me dirigía a mi... es así y llevo dos semanas obsesionada como quien dice ante este pensamiento: QUIERO EMPAPARME DE TI SEÑOR, DE TU VIDA, DE TU PALABRA, DE TUS ACTOS Y GESTOS, DE TU EVANGELIO, PORQUE SOLO DESDE TI, YO PODRÉ OBRAR COMO TU VOLUNTAD ME PIDE Y MI SER NIEGA... últimamente siento como San Pablo... queriendo hacer el bien, hago el mal...

Tengo esperanzas, hoy después de mi tiempo de estudio, profundizando en un trabajo que estamos realizando sobre nuestros jóvenes... no me vino como de costumbre la desilución... por una parte sí... ya que leía documentos de hace 5 años con muchas propuestas que no se han realizado... y referencias de los jóvenes sobre nuestro trato hacia ellos... pero entre todo algo de esperanza sentía... aunque ahora recordando y leyendo lo que escribo se me va un poco...

No logro entender como no hay jóvenes que quieran seguir a Dios, que piensen que es absurdo este camino, que no crean en Dios, que aún sintiendo su llamada, una inquietud, algo que no sabes nombrar, pero que solo el hecho de pensarlo te paraliza... No entiendo porque hoy los jóvenes se intentan alejar de nosotros... yo que aún me siento joven con mis 27 años... después d haber vivido una vida totalmente normal, de tener mis amigos, mis más amigos... mis íntimos amigos... de haber vivido sola, de acabar mi carrera... de conocer diferentes caminos... este me engatusó sin más... y le dije que sí a Dios... no porque deseara ser monja, que desde luego no entraba en mis planes, mis planes eran trabajar, casarme y tener 3 hijos con el hombre que tanto amaba... pero... Dios me pidió que fuera su testigos, testigo para tantos jóvenes como yo, para que a través de mi, Dios pudiera llegar a ellos... y este año Señor cuanto me está costando llegar a ellos, que difícil está siendo descubrir que mis criterios no se acercan a los suyos, que mi punto de vista pensando que es recto y bueno, no lo ven, ni lo entienden, que en vez de sentirme cerca de ellos, ellos me sienten lejos...

No entiendo Señor como no hay jóvenes que quieran dejarlo todo para seguirte, para ser testigos, para amarte... no entiendo que haya jóvenes que no hayan descubierto que hay alguien que los conoce más, que los ama más, que los cuida más de lo que ellos jamás han soñado, alguien que no incomoda, que no desacredita, que no interrumpe, que no avergüenza, que no molesta, que sabe esperar, que anda silenciosamente y que se conforma solo con simplemente amarte... porque sí, porque le da la gana, gratuitamente, aunque tú, si tú... no le querías.

Tengo que mejorar y crecer mucho Señor, ayudame a parecerme a volver a mis raíces, a purificar mis actos, a ser más lo que tú quieres que sea... os pido oraciones, para ser....

QUIERO QUE ME ENTIENDAS!

Hoy he tenido nuevamente unas medias palabras... y es que cuando me tocan ese tema, ya sabes Señor que no soy capaz de dar explicaciones en pensar que estoy faltando a la caridad y es todo lo contrario que quiero hacer.. por eso mi postura contraria a lo que desean y espera de mi, pero para mi es la única forma de salvar al prójimo, evitar la situación y salir al paso muy resbaladizamente. No quiero profundizar en él porque no entiendo.

Es difícil ya te he dicho en otros momentos enfrentarme a todo esto, a un oficio que no es oficio, a una situación que no veo sana, ni normal... y mi genio, mi carácter, mis constumbres, mis criterios e impresiones, han de morir aunque parezca que esto no es muerte, que es huida, o que simplemente resulta, el final de una antipatía...

En otros momentos me sirve la frase que Pedro te dice al final del evangelio de San Juan: TÚ SEÑOR LO SABES TODO. aunque me sienta incomprendida, prefiero no explicarme, es mejor callar ante todo esto mi Dios... bendice, bendice... y dame luz... danos luz

VIVE!!!!



La verdad es que sigo con ánimos y bien... preparando las reuniones y con ganas de que lleguen las vacaciones y pasar más tiempo con mis hermanas.... estos dos últimos meses, han sido todo un regalo de esfuerzo y de verme sin darme cuenta dando pasos de crecimiento, de conocimiento, de aceptación....



El Señor me ha regalado algo... algo muy grande para mi... una oración especial... en la que por fin, juntos cerrábamos un libro de mi vida que estaba llevando a cuesta y que según Él, ya llevaba demasiado tiempo cargando con algo que ni me correspondía, ni era necesario... dolió cerrar el capítulo, pero el gozo, la libertad y la serenidad que me quedó al darle sepultura fue inmenso... Una experiencia sanadora y enriquecedora... de gran valor para mi... porque volver a ver a mi Dios con los ojos de mi corazón significa no solo curación, sino volver a mi ser... ir cada día recuperando mi esencia... y avivando la esperanza de que es posible, de que Dios realmente está y que juntos estamos apostando por mi restauración... Su promesa es tan real que me quedo admirada, que no puedo evitar conmoverme... que no tengo más que gratitud...



Me cuesta compartirlo, hablarlo, contar mi experiencia de Dios... decir como siento hoy a Dios y como quiero sentirlo, como vivo mi ser consagrada y como me gustaría, poner nombre a mi cambio... a mi realidad, a donde coloco cada día al Señor de mi vida... reconocer si pienso en él, sino pienso, si quiero pensarlo....






Hoy nuevamente un toque de atención... cuida, cuida de tu oración como si de un bebe en tus manso se tratara....






Gracias por vuestras oraciones... se nota que estáis ahí!

PUEDO....


Llevo una semana proponiéndome la posibilidad de cambio, manteniendo en mi una actitud de fe, de confianza en que realmente como otras veces he dicho, Dios sabe lo que hace... y todo lo hace bueno.


He estado unos meses de adaptación algo difíciles, perdida entre mil pensamientos, entre novedades y circunstancias adversas que han ido surgiendo sin parar... lo que provocaba en mi una desazón y un desconsuelo considerable....


Finalmente en la desesperación de una oración, salí de la capilla llena de lágrimas, no quería que mis hermanas descubrieran de mi impotencia, de mi fragilidad... huí de ese momento comunitario y me refugié en el oratorio de las jóvenes, donde descubría la imagen de Jesús que me conquistó... entoncés fije los ojos en él y le hablé de viva voz, le conté lo que me pasaba, la impotencia que vivía, la fragilidad que en mi sentía, la soledad que me invadía, lo perdida que estaba y con ello las ilusiones, los deseos que tenía, las intenciones, las posibilidades y me fuí dando cuenta de que cambiaba la moneda... que comprendía que Dios no pide nada que no pueda hacer, que era mi inseguridad lo que estaba provocadno esta situación dramática... que tenía que ser capaz de dar la vuelta a la tortilla, al calcetín... que yo había sido engendrada, para la felicidad... y para ser instrumento de felicidad para otros... que Dios me había hecho capaz, que ya habían pasado las vacas flacas, que tenía que ser capaz de luchar y no quedarme sin más en el conformismo pesimista, junto al mal espíritu que habitaba en mi...


Poco a poco me fuí sintiendo consolada, deje de llorar, encontré paz, me serené y volví junto a mi comunidad, para reservar al Señor, y cantarle con todo el corazón... "Todo contigo, nada sin ti"


y en ello ando, creyendo en ti Señor, en mi, en vosotros... dando una oportunidad a la vida, a mi vida... porque puedo... Dios me hace poder...

DESCONCIERTO


Hoy me ahogo.

Finalmente después de darle muchas vueltas, he enfrentado una situación... he estado intentando salvar ciertas circunstancias porque no hubiera problemas entre jóvenes y hermanas y yo he salido mal parada... al meterme donde no me llaman... y creyendo que hacía un favor, he desgraciado la situación... y yo me siento el problema... la verdad es que me he quedado por lo suelos, sin ganas de nada.


He estado estos últimos meses intentando subsanar una situación de choque entre jóvenes y hermanas y al final... yo he sido la que ha caído mal... las chicas han decidido quitarme la palabra por algo en lo que diferí con otra joven. por un error que cometí y por el que me disculpé.

La verdad es que me siento mal... porque sienten que les falle, que me metí donde me no debía en tres circunstancias así, que ahora juzgada por toda... ni me hablan, ni me miran.

La tristeza es que están descontentas, que se irían mañana de nuestra casa y ahora siento que yo soy la causa... porque tanto esfuerzo... porque tantos intentos, porque querer ser cercanas, sentir que las entiendo y que de repente dos años de diferencia me hacen vieja... la verdad es que nunca imagine que jóvenes de 22 años me catalogaron como mayor al tener 27. pero deben ser cosas que pasan o que el hábito condiciona y todas somos cortada por el mismo patrón.

Hoy me siento harta, casada, dolida, desilusionada... siento que no sé si vale la pena dar la vida por jóvenes que no aprecian nuestra labor que no agradecen los desvelos, el cuidarlas, el gastar todo lo que tenemos, que es poco por ellas... que cada día exigen más, horarios, comidas, marcas... la verdad es que me siento dividida, y si me uno a mi familia religiosa es estar en contra de ellas, y si voy con ellas, es ir en contra de mis hermanas. No se donde situarme, no sé donde está la verdad, no sé que puedo hacer, como arreglar la situación, como impedir que los meses que quedan, sientan por fin que esta es su casa, cuando yo aún no logro sentirla...

Me siento dolida y sé que ellas tienen razón, me he confundido, he tenido dos detalles feos... pero por dos cosas que pasó con una persona determinada... todas me han de cortar por el mismo patrón... como se desvirtúan las cosas... como se tergiversan las conversiones... que mal me siento... que sola me siento...


Un ángel ha parecido a tiempo, una gran amiga, una hermana con la que el año pasado compartía todo lo que vivía en mi anterior destino, justo a tiempo, ha llegado... y ha notado... me ha dicho que seguro que estoy tomando algo para los nervios, la he engañado, pero como se nota que me conoce... a nadie le he dicho que me estoy tratando nuevamente, porque me saca de mis casillas y me en enrabia la situación que vivo... no puedo más... intento, tras intento, acercamiento a la hermana encargada, que ve las cosa distintas, que recibe un feed back diferente al que a mi me dicen... me siento perdida, muy perdida, me siento sola... y no soy capaz de manifestarlo... y debería... antes de que mi provincial se fuera, cosa que ocurrirá en dos días... me siento sola, con miedo de decir que creo que es lo que va mal, porque constantemente nos defendemos entre nosotras y no somos capaces decir, tienes razón fulanita hace mal y hay que arreglarlo, pero tu hace mal y hay que arreglarlo...no... siempre defendiendo y tapando... conclusión las chicas se van, la fama disminuye y la casa sin chicas no se mantiene en pie.


Que preocupación, que miedo, que culpabilidad siento dentro de mi...

Que soledad tan grande al no poder compartir lo que vivo sin miedo.


Te necesito Señor más que nuca, que me des luz, que me ayudes, que hables tú, que en enseñes... que más da quien sea la mala o la buena... pero quisiera tanto estar cerca de ellas, conocerlas, ayudarla, comprenderla, escucharlas........ estar para ellas... si mi vida es para ellas Señor, solo para ellas, me consagré a ti.

Dame luz, dame voz, dame palabras...dame tu mirada.

¿Cómo? ¿Qué quieres de mi?



Este fin de semana, he estado reunida con jóvenes... la verdad es que muy cansada no he venido.. aunque el cuerpo va respondiendo que sí... mi espíritu estaba animado... y plufff


He tenido una conversación con mi superiora, me pedía algo que yo no sabía como hacer... como implicarme en ello y sigo sin saberlo... sus argumentos me han dejado tan tan preocupada... porque a sus ojos mi negación parece estar cargada de prejuicios y fantasmas... y la verdad es que en parte sí y en otra es que no siento tener hueco en la misión que me pide... tal vez sea que me de miedo a enfrentarme a ella, no pongo la mano en el fuego... pero me duele lo que me ha dicho... y me he quedo mal, a pesar de que luego a venido a verme para decirme que juntas iremos caminando...


Me quedo mal, porque nuevamente doy una imagen de mi, que no sé si es la verdadera, yo no creo que vaya con visión negativa sobre nadie... y como humana cuando la tengo, es cierto que como religiosa y como yo misma intento esforzarme por tratarla con la mayor caridad y reverencia posible... Siento que es Dios quien me lo pide...


... pero si doy esa imagen... ¿cúanto hay de verdad en todo ello?

NO veo mi misión en sus deseos y proyectos, no veo mi participación... y si me he dado cuenta de que he sido abierta y le he dicho lo que me estaba bloqueando... y aunque ella no llegaba a entenderme bien, creo que ha servido...


Soy débil y me cuesta continuar viéndome así, es mi estado de ánimo el que me deja así... inservible, lo que se traduce en que no puedo tener muchas responsabilidades y eso... me duele más... que necesite dormir y tener un tiempito para leer, trabajar personalmente, estar conmigo misma, no creo que signifique debilidad, o que no me pueden cargar, es que creo que no sé debe cargar... No dejo de compararme con otras hermanas, con otras personas, y hoy en este día plofff... me estoy machacandno de lo mismo con estos maravillosos pensamientos!


Lo dejo todo en tus manos Señor.

Un año nuevo!!!!



Hoy comienza un año nuevo... y anoche en la oración, mientras el año viejo se marchaba sentí como el ruido de un cajón y como esa imagen venía a mi mente como el snetimiento que tenía dentro d emi, como una suspiro de alivio, de descasno, de caso cerrado, de fin de la historia.
Sé que aún en esta nueva comunidad no me siento tatalmente en casa, pero si acogida y querida... y que aún tienen mucho que conocer de mi... pero ahí andamos... poco a poco.
Lo que mi alma va estanado cada día más en paz, yo me sieto mas capaz de vivir, de ser, de dar, de reir, de sentir.

Estoy acabando la petición de mi renovación de votos y echar la mirada ha cuatro años atraás me ha costado bastante, sentía que iba a destapar dolores que no quería o experiencias que mejor no recordar... pero e intentadno que eso no fuera lo importante, que lo imporante fuera precisamente lo que Dios ha ido dejando de todo eso en mi... y de todo lo que he ido aprendiendo y me queda por aprender.

He tendio la suerte de estar unos días en casa, de ver a mi madre, de discutir con mis hermanos, de hacer una fiesta de pijamas con mis amigas d etoda la vida y recordar... y aunque notaba que mi mente estaba en otro sitio... en dificultades que estaban viviendo mis seres queridos, he gozado de verdad...dejándome querer y queriendo con todo el corazón.

Y hoy comienzo de un año nuevo, comrpuebo que Dios ha creado para mi un cielo nuevo y una tierra nueva, auqnue me cueste no tener hermanas jovenes viveindo conmigo, aunqeu me sienta sola en muchos momentos, aunque no encaje con todas las hermanas que tengo, y tenga problemas con lo que les digo a las enfermas, algunas son un poco puntillitas y tengo que cuidar lo que les digo a pesar del cariño que use con ellas.

Aúnque haya cosillas que me cuesten, no voy a pesnar de ellas, quiero aprender a vivir de cara a Dios, a pensar en los demás, a olvidarme de mi y de las desgracias que hay podido tener, quiero vivir libre y gozar con lo que tengo, con lo que soy...

Feliz años nuevo a todos los que leeis estas pobres letras y os deseo de ocrazón que este año descubrais a Dios más fuertemente dentro de vosotros.